Ciudades europeas

Guía de Parma: qué ver en la ciudad de Correggio, música, comida

Es lo suficientemente pequeño como para dar la vuelta a pie o en bicicleta. Pero la edad suficiente para serlo una capital: de 1815 de Ducado que llevaba su nombre. Desde 2015, la capital de la Food Valley como antes Ciudad creativa para la gastronomía italiana para la Unesco. En 2020 se convierte capital italiana de la cultura. Sin olvidar que durante siglos, su escudo, entre Correggio Y verdes, entre Bodoni Y Parmigianino, entre Farnés ei Borbones nunca ha estado en cuestión. Para decidirse, pues, por escribir una guía de Parma, sólo queda por dónde empezar.
guía de Parma.

Guía de Parma: iglesias, pueblos y monumentos

Es decir, si te mueves de los pueblos deMás allá del arroyo, el corazón popular de la ciudad que hizo las barricadas, o desde sus cúpulas pintadas al fresco. Allí historia del arte en estas partes está escrito en piedra y ladrillo. No sólo en libros.
Una historia, entre otras cosas, sabrosa: ésta es la tierra de Queso parmesano, del Jamón de Parma, del culatello y muchas otras perlas que forman el cocina típica de parmesano y que dan brillo a gastronomía italiana. Pero ésta es una historia que merece un capítulo aparte. De momento, posponemos la merienda en una de sus tabernas o cena dentro un restaurante y partimos de su gran belleza.

El punto de partida para ir a ver Parma es el suyo Piazza Duomo: el corazón religioso de la ciudad y quizás su alegría más preciada. La plaza, a un lado, acoge la Catedral, en cambio el palacio episcopal y, junto al Duomo, el baptisterio. Tanto bajo el sol feroz del verano como en la niebla del invierno, cuando llegue a esta plaza, el latido del corazón está asegurado. El monumento simbólico de Parma, el catedral, fue construida en 1074 y es uno de los mejores ejemplos Arquitectura románica En el norte de Italia. Su magnífica cúpula está cubierta frescos de Correggio, una obra maestra que sólo vale la pena la visita.

La catedral dedicada a la Ascensión

Su grandeza es impactante y sigue siendo uno de los grandes ejemplos Arte renacentista: representa elAscensión de María en el cielo y para ello utiliza un remolino de cuerpos e imágenes extraordinarios y por la época casi escandalosos. Tanto es así que alguien escribió esto Parma era para Correggio Para qué Rafael era Roma. Además, en el interior de la catedral también se pueden admirar otros frescos realizados por los artistas más representativos de Renacimiento italiano como el ciclo pintado al fresco Lattanzo Gambara o el gran Cristo en gloria de Gerolamo Mazzola Bedoli. Éste es el cuadro: pero después hay una obra maestra del arte gótico como el Deposición de Benedetto Antelami. Data del año 1178 y es un bajorrelieve: pero todavía hoy llama la atención por su fuerza.

¡Más destinos!  Qué ver en Stavanger en Noruega: naturaleza y aceite

El baptisterio: rosa y octogonal

Por tanto, la guía de Parma propone que nos desplacemos unos metros y entremos en la Baptisterio. Pero ya desde fuera impresiona por su perfecta elegancia. Es un edificio octogonal en mármol rosa construido entre 1196 y 1216 y es uno de los símbolos de la ciudad además de ser considerado el cruce entre ellos el período romántico y el primer gótico. Majestuosa por altura, con cuatro órdenes de logias, da a la plaza con portales cortados que cuentan la historia de la Biblia y de forma simbólica los hechos del Evangelio. Lo más importante es el de la Virgen María por dónde entraba el obispo y qué puerta «La firma» de Antelami: en la viga hay grabado “Scultur Benedictus“Y la fecha de inicio de la obra. Dentro pues ciclos pictóricos y sobre todo de esculturas atribuido a los habituales Antelami que representan a los meses y estaciones.

guía-de-Parma.

Delante, al otro lado de la plaza, está la Museo Diocesano – que acoge también la taquilla para visitar el baptisterio – que también a través de una bajada al bajo tierra de la plaza permite un viaje a la historia de la ciudad con un recorrido por los hechos de Parma desde el momento de su fundación por parte del romanos llegando al de Edad media. Además de contar la historia de la catedral y algunos de sus monumentos.

El monasterio de San Giovanni y su cúpula

Detrás del Catedral sube el iglesia de San Giovanni que forma parte del monasterio del mismo nombre que además de la iglesia también incluye un boticario histórico Y un convento construido en el año 980 sobre restos preexistentes dedicados a San Colomban, el fundador de Bobbio. Después de un incendio, la iglesia fue reconstruida hacia 1490 y, además de varias obras importantes, acoge la segunda gran cúpula pintada al fresco por Correggio en 1520. La decoración representa el Visión de San Juan, y en algunos lugares las influencias de la obra de Miguel Ángel en Capilla Sixtina. También participó en la obra un joven pintor, destinado posteriormente a la fama; el Parmigianino.

Un teatro y un museo único: qué ver en el palacio Pilotta

Continuando la guía de Parma la siguiente parada debe ser necesariamente en Palacio Pilotta que se remonta al siglo XVI y que toma su nombre juego de pelota. De hecho, en sus patios, los soldados jugaban mientras hoy, incluso después de los daños causados ​​por las bombas de guerra, se protegen. grandes tesoros. Los grandes muros de ladrillo, alternando con enormes patios pavimentados, contiene el Galería Nacional, allí Biblioteca Palatina y la Museo Arqueológico y también el Teatro Farnese: es totalmente de madera y se construyó en lo que antes era una sala de entrenamiento de armas Duque Ranuccio I Farnese en 1617: donde servir para dejar boquiabierto al Gran Duque de Toscana, Cosme de Médici pasando por Parma.

¡Más destinos!  Guía de Lecce: qué ver en la perla barroca de Puglia

Qué ver en Parma: los secretos del palacio Pilotta

El viaje no se produjo y por eso se utilizó varias veces grandes actuaciones en la corte incluidas las batallas navales. Un detalle: está situado en el primer piso del edificio y por la naumaquia había que ampliarlo. Quiere decir con las tecnologías de 1600. Ahora forma parte del camino de National Picture Gallery y está al frente de la lista de qué ver en Parma. Sólo muy rara vez acoge actuaciones hoy. Pero sentarse en silencio para admirarle: el espectáculo es el propio teatro.

La guía de Parma sigue entonces: y el National Picture Gallery vale la pena una larga visita. Situado en la Palacio del Balón recoge lo que queda de la gran colección de Farnés más otras obras maestras añadidas más tarde también gracias a María Luisa, esposa de Napoleón Y Duquesa de Parma. Entre las obras maestras en primer lugar el delicatismo Scapiliata desde Leonardo da Vinci pero también la esclavo turco de Parmigianino y diversas obras de Correggio. Después, por citar, la curación de los ciegos El Greco y el retrato de Paolo III Farnese de Sebastiano del Piombo pero también trabaja para Beato Angelico, Canaletto, Guercino, Tintoretto, Carraci Y importantes esculturas.

Guía de Parma: el museo de la mujer de Napoleón

¿Queremos ir a descubrir las demás cosas para ver en Parma? No hay problema: sólo unos pasos y hay otras perlas. Frente al Palazzo della Pilotta, más allá del gran espacio verde creado por los bombardeos y más allá del monumento dedicado a Giuseppe Verdi aquí está Museo Glauco Lombardi.

Es un museo muy especial que rinde homenaje Duquesa de Parma: este espacio, de hecho, exhibe uno prestigioso colección de objetos históricos sobre la duquesa María Luigia austríaca. Dicho así puede parecer poco pero estamos hablando del esposa de Napoleón Bonaparte y precisamente, después del Congreso de Viena, señora de la ciudad. La colección, fruto del largo trabajo del coleccionista Glauco Lombardi recoge recuerdos, cartas, objetos y muchas curiosidades sobre el ducado de Parma y su duquesa. Y ahí está el manto de Maria Luigia pero también joyas, billetes de autógrafos y muchas piezas únicas.

Ver en Parma: la cuna del melodrama

Esto también sirve para entender lo que le confirmará cada guía de Parma: que la ciudad de hoy nació de lo que la querida duquesa quería e imaginaba en ese momento. Una prueba más, si es necesario, no está lejos: y es la famosa Teatro Regio, uno de los más importantes teatros tradicionales en nuestro país. Se quería, en estilo neoclásico, de la duquesa que consideraba que el antiguo teatro era pequeño y antiguo y el proyecto, en 1821, fue encargado al arquitecto Bettoli. La inauguración llegó 8 años después con una obra de Bellini y consagró éste como uno de los templos del melodrama. Hoy en día es considerado uno de los teatros de ópera más importantes de Italia y acoge, además de la temporada de ópera, también la Festival dedicado a Giuseppe Verdi, nacido en la provincia en Busseto, así como eventos, conciertos y ballets.

¡Más destinos!  Guía de Friburgo en Alemania: qué ver en la ciudad del sol y el vino

¿Cansado de ver a Parma y sus tesoros? Después de una parada estimulante en una de sus muchas direcciones avariciosas disfrutando de una copa del vinos de sus colinas puedes hacer una pausa en Sala de San Paolo, una parte de antiguo monasterio que aloja el tercera cúpula pintada al fresco por Correggio. Y sólo hay tres en el mundo. La sala, que había residencia de la abadesa del convento evoca cuentos mitológicos a un tiro de piedra de otra galería por visitar, concretamente la Galería de arte Stuard que recoge piezas que van del siglo XIV al XX.

guía-de-Parma.

Paseando por el centro para descubrir la ciudad

Así pues, cerrémoslo un momento guía de Parma y suelta las piernas y los ojos. Todo el centro, desde Plaza Garibaldi en la parte sobre el arroyo, se debe descubrir andando, dejándose guiar por la curiosidad. Ellos lo descubrirán calles estrechas llenas de encanto dónde el vitrinas de anticuarios Y cuadrados silenciosos, áreas de mercados y tiendas de comestibles y la orilla del río para pasar, dejando que la mirada vaya hacia las cúpulas a lo lejos.

Y de nuevo el parque ducal, antiguamente viajada con carruajes y ahora por los aficionados al footing y la red de pueblos delOltretorrente, zona ahora multiétnico y una vez ferozmente combativo. Pero al final llegamos a un rincón, a un espacio abierto donde destaca el amarillo de las casas de lo que se decía Crisopolio, la ciudad de oro, o quizás resulta en puente de época romana. Aún allí, terco, después de dos mil años. En cualquier caso, lo que queda es la sugerencia, la poesía, el ambiente de una ciudad que se puede explorar a pie. Pero que miren con el respeto de un capital.

Leave a Reply

You cannot copy content of this page